AS Publicado en martes 1 junio 2021 - n° 364 - Categorías:PV Watch

Una mirada a la idea que agita el mundo

Después de los debates sobre el mejor régimen político en la primera mitad del siglo XX, después del movimiento de liberación de los pueblos colonizados en la posguerra, después de la confrontación Este-Oeste, la defensa del Planeta se ha convertido gradualmente en un tema central.Después de los debates sobre el mejor régimen político en la primera mitad del siglo XX, después del movimiento de liberación de los pueblos colonizados en la posguerra, después de la confrontación Este-Oeste, la defensa del Planeta se ha ido convirtiendo en un tema central. Es importante luchar contra la destrucción de la capa de ozono, contra las emisiones de CO², contra la proporción de vehículos de gasolina en ciudades humeantes y contaminadas. Este movimiento de ideas mantiene a la gente ocupada. La gran diferencia es que antes había dos bandos enfrentados. La defensa del Planeta sólo tiene una cara porque la otra no encuentra un ángulo de ataque contra lo que parece de sentido común, el deUn mundo más limpio, una tierra sin calentamiento global, un universo en el que las especies ya no desaparecerán en beneficio del hombre.

Se ha dejado prosperar una idea sencilla, accesible a todos e incuestionable en cuanto a objetivos. Sólo sus seguidores quieren resultados de inmediato. Las propuestas abundan, pero como siempre, hay una sobrepuja entre los partidarios, sin que se examine la aplicación realista de la medida. La fotovoltaica es una de las soluciones, pero no es tan sencilla, ¡porque la economía está de por medio!

Leer más: 

Puede leer el artículo completo suscribiéndose o gastando créditos.

Acceder
Comprar créditos o suscribirse

Suscríbase al boletín "Le Fil de l'Actu"